Cuáles son las mejores gotas para ojo seco

Cuáles son las mejores gotas para ojo seco 1

Si sientes síntomas del ojo seco como irritación, sequedad en los ojos o sensibilidad ante la luz seguro que ya sabes que existen lágrimas artificiales que te ayudan a lubricar el ojo durante el día y a reducir esas molestias. Pero ¿cuáles son las mejores gotas para ojo seco? En este artículo, el Dr. Alberto Ollero, especialista en superficie ocular, te da la respuesta.

Lágrimas artificiales o gotas para ojo seco

Las lágrimas artificiales son la base del tratamiento de la enfermedad de ojo seco. Lubrican la superficie ocular y según los componentes que tengan, pueden reducir la osmolaridad de la lágrima y actuar contra la inflamación.

En la actualidad, dispones de productos de base acuosa y de base lipídica. La elección de una u otra base de lágrima depende del tipo de ojo seco que se padezca. Por lo tanto, antes de adquirir gotas para ojo seco es importante realizar un buen diagnóstico por parte de un oftalmólogo experto en superficie ocular y ojo seco.

“La elección de la lágrima adecuada debe ser individualizada”

¿Qué tipos de lágrimas tenemos?

Los principios activos más utilizados actualmente son:

  • El ácido hialurónico.
  • La carboximetilcelulosa (CMC) o carmelosa.
  • El hidroxipropilguar.
  • La hidroxipropilmetilcelulosa (HPMC)
  • El carbómero 940 (ácido poliacrílico).
  • También combinaciones de alguno de ellos con el ácido hialurónico.

Actualmente para el tratamiento del ojo seco se aconsejan lágrimas sin conservantes, sin fosfatos y compatibles con las lentes de contacto.

De los componentes citados anteriormente, el ácido hialurónico se considera el polímero de elección para tratar el ojo seco. El ácido hialurónico alivia los síntomas de ojo seco, es reparador y viscoelástico, tiene efectos antiinflamatorios y cicatrizantes y además se tolera muy bien.

Geles oftálmicos para el tratamiento del ojo seco

Además de las lágrimas sin conservantes para el tratamiento del ojo seco, en algunos casos más severos es necesario recurrir a geles oftálmicos, sobre todo para el uso nocturno.

Mucha gente se pregunta por qué lubricar los ojos con una pomada o gel por las noches, mientras se duerme y se tienen los ojos cerrados. La explicación es sencilla, durante el sueño se produce una disminución fisiológica de la secreción lagrimal, además, algunas personas no cierran completamente los ojos durante toda la noche.

En general, no deben utilizarse con lentes de contacto y al ser más viscosas suelen producir una visión borrosa transitoria.

Entonces, ¿cuáles son las mejores gotas para ojo seco?

“Las mejores gotas para ojo seco son las gotas de ácido hialurónico, sin conservantes ni fosfatos y compatibles con lentes de contacto.”

Lágrimas artificiales

Las lágrimas artificiales son la 1ª opción de tratamiento en la mayoría de casos de ojo seco. En cuanto a cuál es la mejor lágrima, en este caso como buen gallego que soy la respuesta es muy clara… DEPENDE.

El tratamiento con sustitutos lagrimales para la enfermedad de ojo seco debe ser siempre personalizado (customizado si utilizamos la adaptación del termino inglés customize, que se refiere a modificar algo de acuerdo a las preferencias personales).

Las lágrimas artificiales poseen diferentes viscosidades, de tal manera que las más fluidas hidratan y alivian rápidamente pero su efecto dura poco tiempo sobre la superficie ocular. Por su parte, las menos fluidas duran más tiempo, pero no son tan cómodas y producen visión borrosa. Dentro de este grupo de lágrimas “más espesas” nos podemos encontrar con los geles y las pomadas o ungüentos que suelen reservarse para aplicación nocturna y casos de ojo seco moderado-severo.

Como norma, debemos utilizar siempre lágrimas artificiales sin conservantes ni fosfatos en su composición.

Otro detalle importante a la hora de escoger una lágrima artificial es que tengan una osmolaridad baja, que compense la hiperosmolaridad (el exceso de sales) que siempre está presente en la enfermedad de ojo seco.

La mejor lágrima para trabajar con ordenadores

En el caso del uso de ordenadores las cosas han cambiado radicalmente en los últimos años, pero sobretodo a raíz de la pandemia de la Covid 19 donde cada vez es mayor el número de personas que teletrabajan en casa con ordenadores.

Además, el uso de pantallas electrónicas se extiende a muchas actividades de la vida diaria, no solo en el trabajo, para leer documentos o estudiar, también los utilizamos para descansar viendo películas, jugando con el ordenador, haciendo transferencias bancarias o para interactuar socialmente mediante el uso de redes sociales como se ha visto durante la época de confinamiento.

La ubicuidad de estos dispositivos electrónicos permite que los utilicemos en el trabajo, en casa, en la calle o mientras tomamos un café en una terraza.

Mientras utilizamos ordenadores uno de los factores que más actúan sobre la superficie ocular es la disminución en la frecuencia de parpadeo, lo cual acaba por provocar un aumento de la tasa de evaporación lagrimal que empeora con el tiempo de exposición. El resultado final es un cuadro de OJO SECO EVAPORATIVO.

En condiciones normales de visión se considera una frecuencia de parpadeo normal la de unos 12-15 parpadeos por minuto. En un estudio del profesor Tsubota se evidenció que la tasa de parpadeo leyendo texto en papel era de 10 parpadeos por minuto y el mismo texto en pantalla de ordenador producía una tasa de parpadeos de sólo 7 parpadeos por minuto. Se vio a demás que muchos de esos parpadeos (debido a la alta demanda cognitiva que implica leer o mirar vídeos en una pantalla de ordenador) eran incompletos es decir parpadeos en los que no llegan a tocarse los párpados superiores e inferiores.

¿Y qué lágrima sería la mejor para tratar el ojo seco asociado al uso de pantallas de ordenador?

Teniendo en cuenta que el ojo seco asociado al uso y abuso de pantallas de ordenador es básicamente un ojo seco evaporativo y conociendo como se conoce el papel fundamental que juega la capa lipídica de la película lagrimal para evitar la evaporación de la lágrima, lo lógico en estos casos es aconsejar una lágrima que contenga lípidos para estos casos.

Actualmente existen lágrimas en el mercado que tienen en su composición fosfolípidos, generalmente procedentes de la soja en formación liposomal, ácidos grasos omega 3 que están asociados a un descenso de la velocidad de evaporación lagrimal y a un aumento de la secreción lagrimal, vitamina D y vitamina A, mejorándose la osmolaridad, facilitando la homeostasis de la película lagrimal e incluso produciendo efectos antiinflamatorios sobre la superficie ocular.

gotas para ojo seco por uso pantallas y lentillas
Imagen de ojo seco con menisco lagrimal escaso. Corte con LH.

Ojo seco al despertarse por las mañanas

Algunos pacientes refieren un empeoramiento de su enfermedad de ojo seco tras el descanso nocturno. Durante la noche se produce una “sequedad fisiológica” que en pacientes con un ojo seco de base puede provocarle un empeoramiento de sus síntomas.

Esto es debido a varios mecanismos que se desatan tras el sueño. Por un lado, se detiene el parpadeo diurno que es uno de los mecanismos que exprime las glándulas de Meibomio para que segreguen sebo meibomiano, indispensable para el buen funcionamiento de la película lagrimal y por otro lado se produce un aumento de la osmolaridad de la película lagrimal (exceso de sales) que es un punto clave que permite el cierre del círculo vicioso del ojo seco.

Las mejores gotas para aliviar el ojo ojo seco asociado a la sequedad nocturna

En estos casos, la lágrima que se aconseja es una con mayor viscosidad, en forma de geles o pomadas y ungüentos. Por ejemplo, un ácido hialurónico al 0.2%-0.4% lineal o reticulado (en general se utilizan lágrimas de ácido hialurónico al 0.1%), carbómeros en forma de gel o pomadas en casos más severos que suelen llevar en su composición parafinas, lanolina y vaselina asociando en ocasiones la presencia de vitamina A.

Ojo seco en portadores de lentes de contacto

Las lentillas son una de las causas más frecuentes de ojo seco.

Las lentes de contacto provocan sequedad ocular porque disminuyen la sensibilidad corneal y favorecen que la lágrima se evapore. Además, las lentes de contacto -las blandas en concreto- para mantener su forma deben hidratarse y el agua que necesitan para ello la obtienen de la lágrima. Los mejores consejos son:

  • Disminuir las horas de porte
  • Nunca dormir con las lentillas puestas
  • En el caso de tener síntomas de ojo seco utilizar unas lentes de contacto que necesiten menos agua para su mantenimiento. En este sentido, seria aconsejable cambiar el material del las mismas el clásico hidrogel por el hidrogel de silicona.

Si pueden ser de uso diario mejor, por dos motivos: por un lado evitamos el uso de portalentes que en algunos casos que observamos los oftalmólogos presentan una higiene manifiestamente mejorable y por otro lado evitamos que restos de los líquidos de limpieza lleguen a la superficie ocular.

¿Y qué lágrima sería la mejor para tratar el ojo seco asociado al uso de lentes de contacto?

En este caso sería suficiente una lágrima a base de ácido hialurónico al 0.15%. Por supuesto, sin conservantes y seguir los consejos del oftalmólogo para un uso adecuado de las lentillas.

¿Quieres saber cuáles son las mejores gotas para tu ojo seco?

Pide cita con Alberto Ollero.

cita oftalmologo vigo

Comments are closed here.

cita oculista vigo

ALBERTO OLLERO

Clínica Oftalmológica