El tamaño sí importa: fatiga visual

fatiga visual

El tamaño y contraste de las tipografías utilizadas en los ordenadores y dispositivos con pantalla puede incrementar el esfuerzo y la fatiga visual.

El uso cada vez más habitual de pantallas para realizar acciones cotidianas como teletrabajar, hacer la compra, disfrutar del tiempo de ocio, etc. está generando un incremento de la incidencia de problemas oculares como el síndrome del ojo seco o el síndrome visual del ordenador. Además de otros factores, como los explicados en este artículo sobre el síndrome visual del ordenador, el uso de pantallas puede ser perjudicial no solo por el hecho de mirar la pantalla sino por su contenido.

El tamaño de la fuente

En páginas web y aplicaciones, el tamaño de las fuentes y tipografías utilizadas debe ser suficientemente grande como para que el ojo no deba esforzarse al leer demasiados datos muy concretados. La demanda cognitiva que generan las tipografías muy pequeñas y concentradas es tal que acaba produciendo síntomas de cansancio visual y sequedad ocular.

El contraste de la fuente

El contraste entre la letra y el fondo también es relevante y puede ser un factor que dificulte la lectura. Debemos esforzarnos más para leer texto sobre fondos de color, por eso es recomendable el uso de fondos claros y blancos con letras en color oscuro.

El dispositivo también importa

Cuanto mayor sea el dispositivo que se utilice mejor porque menor será el esfuerzo ocular, por tanto, siempre es mejor utilizar tableta, antes que el ordenador, un portátil antes que una tableta y un ordenador antes que un portátil.

Trabajar con más de un monitor

Existen estudios que recomiendan el uso de más de un monitor no solo para editores de vídeo, desarrolladores y diseñadores sino también para trabajadores de oficina.

No es posible comentar aquí.

cita oculista vigo

ALBERTO OLLERO

Clínica Oftalmológica