Lunares en el ojo: ¿Son peligrosos los nevus oculares?

Lunares en el ojo

¿Te has visto un lunar en el ojo y te preocupa? Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre las pecas en el ojo o nevus oculares.

Sí, los lunares en los ojos son frecuentes. Esas pequeñas pigmentaciones se llaman nevus o nevos oculares. Muchas personas se refieren a ellas como pecas en el ojo. En realidad, son muy similares a los lunares de la piel y en la mayor parte de los casos son completamente benignos.

¿Qué es un nevus ocular?

Un nevus en el ojo es un crecimiento de color común en el ojo o dentro de él. Un nevus ocular puede estar en la parte frontal del ojo, alrededor del iris o incluso bajo la  retina, es decir, en la parte posterior del ojo.

Los nevus suelen ser asintomáticos y benignos, surgen a cualquier edad, aunque la mayoría de los nevus oculares aparecen al nacer o antes de llegar a la veintena. En algunas ocasiones pueden -como ocurre con los de la piel- cambiar de forma y tamaño y transformarse en un melanoma que si se trata de una lesión maligna. Esta transformación en melanoma es la principal complicación que tiene un nevus ocular y debemos decir que es muy poco frecuente ya que en general los nevus son lesiones completamente benignas.

Por eso es importante realizar revisiones periódicas en el oftalmólogo siempre que veamos un lunar en los ojos e incluso aunque no los podamos ver acudir igual ya que para observar los nevus coroideos es imprescindible dilatar la pupila y visualizar el fondo de ojo con unas lentes especiales.

Tipos de lunares en el ojo

Podemos identificar diferentes tipos de lunares en el ojo, entre los más habituales se encuentran:

  • Nevus externos, en la conjuntiva o en el iris.
  • Nevus internos, bajo la retina, como el nevo coroideo.

¿Qué causa los lunares en el ojo?

Un lunar en el ojo, (nevus o nevo) está formado por células llamadas melanocitos. Estas células producen melanina, el pigmento que colorea nuestro cabello, nuestros ojos y también nuestra piel. Normalmente, los melanocitos se distribuyen uniformemente por todo el tejido corporal, pero a veces, estas células se agrupan y forman lo que conocemos como nevos o nevus oculares.

Las personas pueden nacer con nevos oculares inofensivos. Una mancha pigmentada que se desarrolla más tarde en la vida también suele ser inofensiva.

Las pecas o nevos en el ojo deben ser revisados con regularidad por parte del oftalmólogo pues, en ocasiones, existe riesgo de que se conviertan en lunares en el ojo malignos, melanoma o cáncer ocular.

Imagen de lunares en el ojo

En la siguiente imagen puedes observar un ojo sano con pecas melánicas, lunares completamente benignos.

nevus oculares
Imagen de un ojo sano con pecas melánicas, lunares en el ojo benignos.

¿Necesitan tratamiento las pecas de los ojos?

La mayoría no lo hacen, son inofensivas, al igual que la mayoría de los lunares y las pecas de la piel. El único caso en el que los lunares en el ojo necesitan tratamiento es cuando tu oftalmólogo consideren que podrían ser un melanoma.

Cuando los nevus se transforman en melanoma ocular se debe proceder a su extirpación quirúrgica mediante cirugía. Si por la posición que ocupa el melanoma o por el tamaño que tiene no es posible o aconsejable la cirugía, se suele recurrir la radiación tanto externa como con placa.

Si crees que tienes lunares en el ojo pide cita con el oftalmólogo para realizar una revisión ocular.

Comments are closed here.

cita oculista vigo

ALBERTO OLLERO

Clínica Oftalmológica