Servicios

Retinopatia diabética

retinopatia diabetica
Diagnóstico de retinopatía diabética en Vigo

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es la enfermedad vascular más frecuente de la retina. Se produce en personas con diabetes mellitus. La descompensación metabólica de la diabetes genera daños sobre los vasos sanguíneos de la retina, generando pequeñas hemorragias y aneurismas intraretinianos.

La retinopatía diabética es la causa más frecuente de ceguera legal entre los 20 y los 65 años en los países industrializados.

Puede aparecer en cualquier persona que tenga diabetes tipo I o tipo II. Cuanto más tiempo pase desde el diagnóstico y peor sea el control metabólico sobre el azúcar en sangre que se haya tenido, mayor es el riesgo de sufrir retinopatía diabética.

Cuáles son sus síntomas

retinopatia diabetica

En los primeros estadios, la retinopatía diabética puede ser asintomática. Cuando la enfermedad avanza, pueden aparecer síntomas como son:

  • Visión borrosa.
  • Manchas oscuras flotantes.
  • Alteración de la visión de los colores.
  • Pérdida de agudeza visual.

Generalmente, la retinopatía diabética afecta a ambos ojos.

Cómo se pueden prevenir

Lo más importante en un paciente diabético para prevenir la aparición de la retinopatía diabética es hacer un control riguroso de su diabetes con dieta, control de peso y, demás, consejos que le dé su endocrinólogo. Por supuesto, se deben evitar otros factores de riesgo que puedan agravar la enfermedad como pueden ser la presencia de hipertensión arterial, colesterol alto y el consumo de tabaco.

Cuál es su tratamiento

Es importante hacer controles periódicos. Si la lesión avanza, se puede aplicar láser (fotocoagular) sobre los vasos sanguíneos anómalos para frenar su progresión.

En casos más avanzados puede ser necesario realizar una cirugía intraocular denominada vitrectomía (por ejemplo, en casos de hemorragia intraocular o hemovítreo).

Cómo se clasifica la retinopatía diabética

Existen varias clasificaciones de la retinopatía diabética. Una clasificación práctica sería la siguiente:

  1. Retinopatía diabética de base: La característica principal es la aparición de microaneurismas, pequeñas hemorragias en mancha y exudados. Es indicativo de signos iniciales de la retinopatía diabética.
  1. Maculopatía diabética: En este caso se refiere a la presencia de afectación de la mácula, que es la zona central de la retina, y en particular incluye los cambios que producen edema isquemia con riesgo para la visión.
  1. Retinopatía Diabética Preproliferativa (RDPP): Es un estadio más avanzado y se manifiesta con exudados algodonosos, alteraciones venosas, alteraciones microvasculares intraretinianas (AMIR) y, a menudo, hemorragias retinianas profundas. Es un signo de isquemia progresiva de la retina, por lo tanto, supone un alto riesgo de progresión a la formación de neovasos en la retina.
  1. Retinopatía Diabética Proliferante (RDP): Se caracteriza por la formación de neovasos en la papila o en cualquier otro lugar del fondo de ojo fuera de área papilar.
  1. Oftalmopatía diabética avanzada: Sería el estadio final y se caracteriza por desprendimientos de retina tradicionales, hemovítreo (hemorragia significativa persistentes en el vítreo) y glaucoma neovascular.

Factores de riesgo

La retinopatía diabética es más frecuente en la diabetes tipo I que en la tipo II. Los factores de riesgo de la retinopatía diabética más importantes son:

  • La duración de la diabetes es el factor más importante. Es raro que se produzca una retinopatía diabética en los primeros años de inicio de la diabetes. En los pacientes diagnosticados de diabetes antes de los 30 años, la incidencia de retinopatía diabética después de 10 años de padecer la enfermedad es del 50% y después de 30 años, del 90%.
  • El buen control metabólico de la diabetes. Se ha visto que un control estrecho de la glucemia desde las primeras fases puede prevenir o retrasar la progresión de la retinopatía diabética. Es importante mantener unos niveles de hemoglobina glicosilada dentro de los valores de la normalidad.
  • El embarazo en ocasiones se asocia a una rápida progresión de la retinopatía diabética. Los factores predictivos son una mayor gravedad de la retinopatía antes de la gestación, mal control de la diabetes antes del embarazo y el desarrollo durante el embarazo de preeclampsia. Es necesario por lo tanto hacer controles de fondo de ojo durante el embarazo en los casos de diabetes.
  • La hipertensión, que es frecuente en los pacientes con diabetes tipo II y hay que ser rigurosos en su control. El control exhaustivo es especialmente beneficioso en diabéticos tipo II con maculopatía.
  • La enfermedad renal, sobre todo si es grave, se asocia con un empeoramiento de la retinopatía diabética y, por el contrario, el tratamiento de la enfermedad renal (por ejemplo, con el trasplante renal) puede asociarse con una mejoría de la retinopatía y una mejor respuesta a la fotocoagulación con láser.
  • Otros factores de riesgo que empeoran el pronóstico de la retinopatía diabética son la hiperlipidemia (el exceso de colesterol y triglicéridos en sangre), el tabaquismo, la obesidad y la vida sedentaria.

¿Crees que puedes presentar signos de retinopatía diabética? Solicita una consulta con el oftalmólogo.

cita oculista vigo

ALBERTO OLLERO

Clínica Oftalmológica

AVISO

Durante el periodo de alerta sanitaria por COVID-19 el Dr. Ollero sólo atenderá los casos urgentes y postoperados de Oftalmología. Se intenta de esta manera que los pacientes no tengan que acudir a los servicios de urgencias y evitarles en la medida de lo posibles los riesgos.

Agradecemos su comprensión.